Hotel Crespo

Hotel Crespo

Clásico en Cuenca
Se encuentra ubicado en el barranco a orillas del rio Tomebamba, parte emblemática de la ciudad ya que divide la parte antigua de la moderna de Cuenca. Sus instalaciones datan de los años 1800 siendo casa de vivienda, en 1942 comienza a dar posada a los visitantes de Cuenca y se convierte en uno de los primeros lugares de hospedaje en la ciudad; en 1973 Henry Koupermann de origen francés compra las instalaciones de Hotel Crespo que ya llevaba 31 años sirviendo al Turismo; desde entonces el Hotel a pertenecido a la familia Koupermann manteniendo sus tradiciones de antaño.